viernes, 7 de noviembre de 2008

¿Qué es 'Fading Suns'?

Fading Suns es uno de los juegos de cifi más completos y equilibrados del mercado. La ambientación general sitúa a los personajes en un mundo en el que el hombre hace siglos que ha dado el salto a las estrellas. Primero fueron las naves generacionales, hasta que con el tiempo alguien descubrió en el borde del sistema solar un portal de salto de factura artística barroca y enigmática contruido por una raza desaparecida llamada Anunnaki. Al parecer estos seres visitaron la Tierra cuando los hombres apenas eran monos erectos.

Se activó la puerta de salto y, obrando a modo de agujero de gusano, condujo a otro sistema con otra puerta y así hasta descubrir una vasta red de portales. Pero ni rastro de los Anunnaki. A todo esto, todo el mundo se olvidó de las naves generacionales, de las que se presume siguen surcando el espacio no se sabe si a la deriva.

Te ahorraré los detalles, porque la ambientación es larga, larga... El caso es que se llega a un período de máximo esplendor científico y humanista, conocido como la Segunda República. Por el camino, la humanidad se ha encontrado con otras razas extraterrestres, todas ellas con el común denominador de haber sido contactadas por los misteriosos Anunnaki. Algunas guerrean con los humanos, otras son sometidas y otras ponen a los hombres en su sitio y de mala manera, como los no menos crípticos Vau y su Hegemonía.

Al mismo tiempo, una nueva religión recorre los Mundos Conocidos, la fusión de muchos credos monoteístas que dembocan en la creación de la Iglesia Universal del Sol Celestial con sus sectas y sus luchas de poder. La Segunda República cae por su propio peso y el de su orgullo desbocado y empiezan las guerras civiles. Sistemas enteros bloquean sus portales de salto para aislarse de la violencia y, eventualmente, cortan las redes comerciales que los devuelven a un estado próximo al medieval. Grupos de poder se proclaman dueños de mundos locales, y van formándose las casas nobles.

Hoy, han cesado las guerras y se ha proclamado un imperio donde la Iglesia condena la tecnología como herética (causa del sufrimiento que hundió a la Segunda República) donde todos, nobles, gremios mercantiles (herederos de las élites ilustradas de la 2a República), Iglesia y el propio emperador quieren mantener su coto intacto en un contexto de regresión tecnológica que ha dado lugar a un universo variado y ecléctico.

Este juego se nutre de lo mejor dela cifi: tiene algo de Fundación, de Hyperion, de Traveller, de Star Wars, de Dune, de Alien (los Simbiontes son una de las mayores amenazas) y, lo más importante, de sí mismo.

Se presta a jugar partidas a lo marines espaciales, de investigación a lo Indiana Jones en un mundo donde un yacimiento arquelógico de los Anunnaki o un artefacto de la 2a República vale su peso en Fénix imperiales, supervivencia a lo Aliens, intriga palaciega a lo Dune y epopeyas a los Star Wars. Lo que quiero decir, es que por encima de todo este juego es tan flexible que sólo tú puedes limitar con tu imaginación lo que quieres que sea.

4 comentarios:

nexodecaminos dijo...

Arg... ¿cómo puedo conseguirme un ejemplar? ¿Hay posibilidades de encontrarlo en la lengua de Cervantes ya? ¿Cuantas veces has maldecido a la Factoría porque fueran ellos los que tuvieran la licencia?

Avatar dijo...

Pues de momento en castellano está complicado. En la En todo caso, creo que en inglés sí que se puede conseguir (Lulu mediante para la segunda edición revisada, me temo).

Gracias por comentar, Nexo... en los principios se agradece mucho la participación.

¡Un saludo!

Avatar dijo...

Actualizo: en la tienda de Ociojove puedes comprar el básico de Fading Suns d20. Al menos el trasfondo está ahí. Otra cosa es que el sistema te guste. En dracotienda (dracotienda.com) hay a la venta algunos suplementos.

Elberion dijo...

Despues de haberme tragado literalmente Battlestar Galactica en pocas semanas y de haber reevisto algunas de Star Wars, esta reseña me parece hyperespacialmente interesante xD. Si promete tanta libertad como dices jugar con el trasfondo que propone puede ser muy prometedor!

Mola ^^